Un destino diferente: la ciudad de Turquía donde hay 700 castillos abandonados

Creado en 2011 por un grupo constructor que no obtuvo los resultados esperados.

Un lugar de lujo pero totalmente deshabitado. Y con unas construcciones de lujo que vuelven a la localidad de Turquía un verdadero pueblo fantasma. Se trata de una ciudad donde se edificaron castillos de alta gama con la idea de generar un proyecto inmobiliario que finalmente no resultó.

Turquía es uno de los destinos turísticos árabes más convocantes del mundo y que tiene una economía emergente y en continuo desarrollo. Ante este panorama, algunos inversores, como fueron en su momento los integrantes del grupo Sarot, soñaron con esta megaconstrucción.

La ciudad está programada para recibir a habitantes de lujo. 

El plan nació en 2011 con la idea de crear una ciudad llamada Burj Al Babas. La localidad está entre Estambul y Ankara y la idea primigenia fue atraer a las personas más adineradas de este país de Medio Oriente. Para ello idearon una serie de castillos con una línea similar a la de los edificios del siglo XV.

Hay 732 castillos que tienen unos 225 metros de altura. Inicialmente, lograron vender varias de esas unidades lo que permitió construir otras tantas. Pero el proyecto no prosperó: los inversores no pudieron costear los gastos.

Los castillo están distribuidos en el predio en un diseño circular. 

Al respecto, el presidente del grupo constructor, Mehmet Emin Yerdelen, anunció en ese momento que el proyecto quedaba paralizado: no pudieron recuperar 8 millones de dólares. Hoy en día la ciudad se encuentra totalmente abandonada y es considerada la ciudad fantasma más lujosa del mundo.

Detalles de glamour

Los castillos están colocados en hilera y cada uno tiene una  superficie de 250 metros cuadrados. El predio cuenta con un edificio central, donde se había programado un centro comercial, restaurantes, cine, comercios, baños turcos, piscinas, además de guardería y gimnasios que nunca llegaron a concretarse.MÁS DETURQUÍAPUEBLOCASTILLO