Trotta salió en defensa de los porteños que podrían perder su presencialidad si no van a clases

El ministro de Educación nacional respaldó a quienes prefieren no asistir a las aulas en medio de la pandemia.

Los conflictos por la presencialidad en las aulas de la Ciudad de Buenos Aires comienzan a repercutir en las familias porteñas, ya que los alumnos que no asistan podrían ver amenazada su vacante. El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se anotició del asunto y aseguró que es “una aberración” la postura del Gobierno porteño. “Vamos a estar al lado de las familias y lo vamos a judicializar”, anunció.

Trotta cuestionó al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, por su decisión inquebrantable de no adherirse al cumplimiento del decreto presidencial ante la segunda ola de contagios. Además, aseguró que la postura oficial contra las familias que decidan cuidar a sus hijos es “irracional e injusta”, y depositó su confianza en las autoridades de los establecimientos educativos: “Ningún educador va a poner a una familia en la situación de sacarle la vacante”.

A las familias porteñas les decimos que comprendemos la angustia y los temores.

El funcionario respaldó cada decisión familiar de no exponer a sus hijos al riesgo de contagio, y reconoció que intentó comunicarse con Larreta para expresarle su preocupación. El ministro le envió una carta en la que le remarcó que no tenía facultades para perseguir docentes que cumplan un mandato del presidente Alberto Fernández.

Las familias que reciban intimidaciones les pido que se contacten con nosotros y los vamos a acompañar.

Otros distritos en conflicto

Si bien el conflicto central está en la Ciudad de Buenos Aires, ya que arroja una incongruencia de medidas de uno y otro lado de una autopista, lo cierto es que las disputas por el cumplimiento del último DNU ha tenido lugar en distintos puntos del país. En Mendoza, por ejemplo, el gobernador Rodolfo Suárez tiene una complicada situación epidemiológica pero no da el brazo a torcer con la presencialidad.

“Le voy a decir a Suárez que se respete la voluntad de las familias. El DNU está vigente en todo el territorio argentino”, agregó Trotta. Por último, el titular de la cartera de Educación deslizó que “hay jurisdicciones que se niegan a asumir las restricciones, pero luego le piden hospitales y respiradores al Gobierno nacional”.