Tama: denunció que le robaron y había sido su propia hija

Ocurrió en la localidad de Tama, donde una mujer de 64 años llamó a la policía por el robo de doce mil pesos que tenía escondidos debajo del colchón. Minutos más tarde, la hija confesó haber usado el dinero para pagar unas deudas.

El personal policial recibió el llamado de una mujer que manifestaba haber sufrido un robo en su vivienda, por lo que se dirigieron al lugar sindicado y encontraron la habitación revuelta.

Según manifestó la damnificada, una señora de 64 años de apellido Romero, cuando ingresó al cuarto se dio con que el colchón de la cama estaba dado vuelta, al igual que estaban revueltas algunas de sus prendas de vestir, rápidamente se percató que faltaba el dinero que guardaba debajo del colchón por lo que solicitó la presencia policial.

Mientras los efectivos realizaban las tareas investigativas correspondientes con la presencia de testigos, la hija de la mujer en cuestión, confesó haber tomado el dinero para pagar unas deudas y decidió armar la escena para que parezca un robo.

La hija es una mujer de unos 37 años de apellido Oropel, quien además comparte la vivienda con su madre. Luego de haber confesado el delito, extrajo de sus pertenencias la suma de $1400, dinero que habría sobrado luego de pagar sus cuentas.

La damnificada no quiso efectuar denuncia al enterarse que fue su propia hija quien sustrajo el dinero.