Retrasos en las entregas y estafas en compras de Mercado Libre

Las compras electrónicas durante el aislamiento generaron un aumento en las denuncia de usuarios y consumidores que al momento de recibir los productos, se encuentran con desagradables sorpresas.

En las últimas semanas varios usuarios han visibilizado a través de las redes sociales una problemática que crece conforma pasan los días de aislamiento por la pandemia de coronavirus: las estafas por parte de las plataformas de comercio electrónico como Mercado Libre.

Retrasos en las entregas, transacciones inconclusas, productos que no cumplen con las características de los pedidos o los que es peor, estafas con objetos que nada tienen que ver con los comprados -ladrillos o botellas en lugar de una laptop por caso-.

Este tipo de actividad delictiva ha encendido la alarma de las organizaciones de consumidores y organismos públicos quienes recomiendan extremar las precauciones a la hora de adquirir bienes o servicios desde los distintos canales de e-Commerce.

Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUC), aseguró que «los inconvenientes registrados en los sistemas de comercio digital desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio se pueden dividir en tres grupos».

El primero de ellos, mencionó Bassano, gira en torno a «las plataformas de las cadenas de electrodomésticos o fábricas de colchones, que vienen registrando retrasos en las entregas de varios meses y eso generó una cantidad de denuncias de usuarios que todavía no pudieron localizar sus productos».

El segundo, según el abogado, «pertenece a las operaciones de usuarios que comienzan una compra dentro de la plataforma de MercadoLibre pero que la terminan fuera de la misma; en ese caso se han descubierto infinidad de problemas, desde que son vendedores que no están en el país, que cobran productos que no entregan, o distintos tipos de abusos y estafas».

Mientras que el tercero es el de los usuarios que “realizan toda la transacción a través de MercadoLibre pero no le han entregado el producto o le entregan otra cosa y no se termina solucionando a través de los canales propios de la empresa”.

En tanto, el especialista también resaltó el problema que genera el hecho de que Mercado Libre disponga además de medios de pago propios, lo que para Bassano “atenta contra el control fiscal y el control de los derechos de los consumidores”.