Realizan tareas de fumigación para evitar propagación del mosquito transmisor del Dengue

El Ministerio de Salud a través de la Dirección de Control de Vectores continúa con las tareas de fumigación y descacharreo para evitar la propagación del mosquito Aedes aegyptis, transmisor de la enfermedad del Dengue.

Con el objetivo de combatir los distintos insectos característicos de la época estival, y en especial al vector del dengue, el titular de la Dirección de Control de Vectores dependiente del Ministerio de Salud, Martín Narváez, indicó que el área a su cargo continúa con las tareas de fumigación para evitar la proliferación del insecto.

En este sentido el funcionario señaló que debido a las precipitaciones registradas en los últimos días y la llegada del intenso calor favorece el desarrollo del mosquito. En este sentido, Narváez manifestó que el personal del área se encuentra realizando fumigación de forma permanente en los diferentes barrios de ciudad. Además, destacó que la tarea es ejecutada junto al Programa Manzanas Saludables, a cargo Cristian Albrech.

El funcionario explicó que se continúa aplicando la técnica de fumigación por el sistema de termoniebla con la que se recorre toda la ciudad, poniendo énfasis en las zonas donde se han detectado los casos de dengue en las últimas horas.

” A través del trabajo coordinado con el área antes mencionada , el apoyo del ministro Vergara, y del gobernador Quintela asistimos a cada familia riojana con el fin de brindarles tranquilidad y evitar la proliferación de insectos en los hogares” expresó Narváez.

Finalmente, el funcionario agradeció la amabilidad de cada familia que visitan desde el área, instan a la comunidad a combatir entre todos las proliferación de insectos mediante el descacharro y limpieza diaria de patios y baldíos.

La importancia de la prevención

Las tareas de fumigación son una de las dos acciones centrales para la prevención del Dengue.

Esta enfermedad es transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Se trata de un virus estacional, que se manifiesta durante los meses cálidos. Cualquier persona puede estar expuesta a contraer estas enfermedades.

“Realizando pequeñas acciones cotidianas podemos evitar la reproducción de los mosquitos que transmiten este virus”, subrayó Narváez.

Explicó, además, que el mosquito crece en zonas cercanas a las viviendas y solo necesita una cantidad mínima de agua estancada y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse. Cualquier recipiente que contenga agua puede ser un criadero. Por lo tanto, debemos: evitar tener recipientes con agua estancada, poner boca abajo cualquier recipiente que no uses, tapar los tanques de agua, realizar tareas de limpieza frecuentemente en patios y alrededores de los hogares, destapar los desagües de lluvias de los techos, mantener piletas de natación limpias y tratadas con cloro.

Respecto al cuidado personal, el director hizo hincapié en usar repelente al menos cada tres horas sobre la ropa y en los lugares donde la piel esté descubierta.
Los síntomas asociados son: fiebre; dolor de cabeza, de ojos, músculos y articulaciones; náuseas y vómitos e irritaciones en la piel. En caso de sufrir algunas de estas afecciones se aconseja visitar al centro de salud más cercano.