Quintela tomó juramento a los nuevos ministros

Alfredo Menem asumió al frente de Desarrollo, Igualdad e Integración Social. Miguel Zarate hizo lo propio en Justicia, Seguridad y DDHH. Pedro Goyochea juró como Asesor de Gobierno.

El gobernador Ricardo Quintela tomó juramento este jueves como ministro de Desarrollo, Igualdad e Integración Social a Alfredo Menem; y a Miguel Angel Zarate como ministro de Justicia, Seguridad y DDHH. También asumió el abogado y exdiputado provincial Pedro Goyochea como Asesor General de Gobierno.

El Ministerio de Desarrollo Social estaba vacante tras la asunción de Gabriela Pedrali como diputada nacional, mientras que en Justicia sucedió lo mismo, cuando Gabriela Asís fue designada como jueza del Tribunal Superior de Justicia. 

Alfredo Menem se venía desempeñando como secretario de Desarrollo Social, mientras que Zarate hacía lo propio como Asesor General de Gobierno.

Tras la ceremonia de asunción de los nuevos funcionarios, el gobernador brindó un discurso en el cual se refirió a la problemática generada tras el rechazo al proyecto de presupuesto 2022 en el Congreso Nacional.

«En nuestra provincia creanmé que es difícil, porque tenemos que gobernar con el presupuesto 2021. Con una sociedad que va a demandar lo mismo o más que en este año, pero con un presupuesto menguado por la inflación que todos conocemos», señaló el Gobernador.

En ese marco informó que «acordamos que el Presidente va a transferir y ordenar las cuentas públicas y los recursos para las provincias al Jefe de Gabinete, al ministro del Interior y el ministro de Economía». Y agregó respecto a este punto: «nosotros ya tenemos claro el camino que vamos a recorrer para obtener los recursos y las obras que nos corresponden. Creemos y confiamos que vamos a tener éxito».

Finalmente agradeció el respaldo de la dirigencia y la sociedad riojana. «Les pido que nos sigan acompañando y fortaleciendo. Tengo claro y tengo mucha fe que vamos a lograr los objetivos que nos hemos planteado, que es nada más y nada menos que tener una provincia que pueda distribuir de forma equitativa y en igualdad de condiciones para poder salir adelante».