Piden no comprar tomate ante la alza de precios

Por el excesivo aumento del precio del tomate, ARCO de Acción Ciudadana propone a todos los consumidores del país a que se abstengan de consumir este producto alimenticio hasta el 1° de Noviembre, con el único fin que los precios bajen.

Desde Arco Acción Ciudadana, presidida por Emanuel Akiki, se explica que “el efecto buscado es sencillo. Cuando se deja de comprar un producto se logra que la cadena de comercialización se resienta, por lo que deberán necesariamente retrotraer sus conductas, a fin de evitar sus pérdidas y el reemplazo de su producto por los sustitutos”. Se recordó que el tomate es un alimento muy delicado por lo que tiene siete días de caducidad cuando está maduro.

En tanto se señaló que “lamentablemente, la Provincia de La Rioja no es formadora de precios de este alimento. El tomate (sumado a los cítricos) viene de la Provincia vecina de Tucumán. Sumado a esto, que en esta época del año buscan los productores causales de justificación para fundamentar aumentos».

Asimismo se consideró que “igualmente su aumento desmedido en tiempos de pandemia, responde solamente a intereses especulativos de todos los intervinientes de la cadena de comercialización, de este alimento”.

En ese sentido, se precisó que “en la actualidad en el Mercado Frutihorticola y algunos reventas, el 1/2 cajón de tomate platence está hasta $1500 y el Kilogramo es vendido en las verdulería hasta $280”.

Y se aclara que “el boicot a la compra del tomate no va alcanzar solo para bajar el precio de ésta, sino también hay que acompañar el proceso con el consumo de alimentos sustitutos, a través de la concientización de que debemos modificar en forma permanente nuestra dieta diaria por una más saludable”.

Ante esta situación se sugiere sustituir el tomate con:

1-Salsa blanca, pesto y vino en las comidas elaboradas como pastas y estofados

2- Por lechuga, pepino, repollo, papa, arvejas, en las ensaladas que preparemos

Para finalizar se señala que “solo así podremos revertir esta situación que nos aqueja como ciudadanos, que conviven en un País en donde el aumento de precio y la inflación, en tiempos de pandemia, van por el mismo sendero”.