Nueva cepa: varios países suspendieron los vuelos de Reino Unido

La nueva cepa del coronavirus provocó una ola de contagios en el sur del Reino Unido y su descubrimiento ya fue informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tras el anuncio realizado el sábado por el primer ministro británico, Boris Johnson, sobre una nueva cepa de coronavirus, cada vez más países cesaron unilateralmente los vuelos procedentes de la isla, mientras Alemania y Francia estudiaban “seriamente” el tema y España pidió a la Unión Europea (UE) una respuesta comunitaria.

Italia, Bélgica, Países Bajos, Austria, Irlanda e Israel anunciaron la suspensión de todos los vuelos con destino u origen en Reino Unido en respuesta a la detección de una nueva cepa de coronavirus que, según el gobierno neerlandés “se contagia más fácil y rápidamente y es más difícil detectarla”.

La prohibición dispuesta “cautelarmente” por el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, vigente hasta el 1 de enero, empezó a aplicarse hoy a las 6, horas después de que el gobierno británico decretara el confinamiento en Londres y el sudeste del país para tratar de frenar la propagación de esta nueva variante de coronavirus.

“En los próximos días, junto con otros Estados miembros de la UE (el gobierno) explorará otras medidas para limitar el riesgo de que la nueva cepa del virus se introduzca desde el Reino Unido”, añadió Rutte quien instó a sus ciudadanos a no viajar al Reino Unido a menos que sea estrictamente necesario.

El anuncio del primer ministro británico
Johnson anunció ayer en conferencia de prensa que desde hoy y hasta el 30 de diciembre se endurecerán las restricciones en Londres y el sudeste de Inglaterra, pues datos preliminares sugieren que el virus que circula en esas regiones es 70% más contagioso.

Sin embargo, matizó: “Nada indica que sea más mortífero o que cause una forma más severa de la enfermedad”.

La nueva cepa del coronavirus provocó una ola de contagios en el sur del Reino Unido y su descubrimiento ya fue informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Ministerio de Salud neerlandés informó que los expertos tratan de averiguar cómo se produjo la infección y si hay otros casos similares, según la agencia de noticias AFP.

Bélgica
En tanto, el primer ministro belga, Alexander De Croo, precisó a la televisora VRT que a partir de esta medianoche se suspenden las llegadas de aviones y del tren Eurostar procedentes de Reino Unido, pese a que aún se estudiaba la nueva cepa, y detalló que la suspensión duraría por lo menos 24 horas.

“No tenemos una respuesta concluyente”, reconoció De Croo, quien agregó que además de los controles preventivos de ruta, los viajeros procedentes de Reino Unido serán vigilados estrechamente para garantizar que cumplen con la cuarentena.

Irlanda
En el caso de Irlanda, el Gobierno suspendió durante 48 horas tanto los vuelos como las comunicaciones marítimas a partir de esta medianoche hasta mañana tras un encuentro de los tres partidos que participan en la coalición de gobierno.

Italia
La cancillería de Italia también ordenó suspender los vuelos con Reino Unido, informó la prensa italiana. “Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos”, explicó el viceprimer ministro, Luigi Di Maio, en un mensaje publicado en Facebook.

“Por ello, y tras haber notificado al Gobierno británico, estamos trabajando con el Ministerio de Sanidad para firmar la disposición para suspender vuelos con Reino Unido”, agregó.

Alemania y Francia
Por su parte, Alemania y Francia anunciaron que estaban estudiando “seriamente” tomar la misma medida.

En el caso de Alemania, la suspensión incluiría a Sudáfrica, donde también se halló una nueva cepa del virus.

“Restringir el tráfico aéreo procedente del Reino Unido y Sudáfrica es una opción seria” que el Gobierno está estudiando, indicó la fuente allegada al Ministerio de Salud.

España
España prioriza la “coordinación” comunitaria frente a la “unilateralidad” y advirtió que no descarta cesar las conexiones aéreas a Reino Unido si la UE no logra un entendimiento al respecto, razón por la cual el Gobierno español le pidió a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo europeo, Charles Michel, establecer una “respuesta comunitaria” frente a la nueva situación.

Francia y Alemania siguieron los pasos de España y el presidente Emmanuel Macron y la canciller Angela Merkel también se comunicaron por teléfono con von der Leyen y Michel en procura de acordar una medida común.

La alarma británica trascendió Europa e Israel dispuso que los ciudadanos extranjeros procedentes de Inglaterra, Dinamarca y Sudáfrica no podrán ingresar al país hasta nuevo aviso, mientras los israelíes que regresen de aquellos tres países deberán hacer cuarentena en los hoteles del coronavirus.