Murió a los 84 años Patricio Manns, nombre vital de la cultura popular chilena

El trovador y escritor chileno llevaba un mes internado debido a una descompensación generalizada que se sumó a un cuadro de diabetes severa que arrastraba.

El trovador y escritor chileno Patricio Manns, figura fundamental de la cultura popular de aquel país a la que legó canciones de alto impacto como «Arriba en la cordillera», «Llego volando» y «El Cautivo de Til Til», falleció a los 84 años.

El artista que con su obra atravesó y cuestionó la dictadura militar encabezada por Augusto Pinochet, llevaba un mes internado debido a una descompensación generalizada que se sumó a un cuadro de diabetes severa que arrastraba, informaron medios chilenos.

Conocido por su obra musical y sus colaboraciones con el popular grupo Inti Illimani (por ejemplo en los álbumes «Con la razón y la fuerza» y «La muerte no va conmigo»), sus creaciones no tuvieron tanto impacto de este lado de los Andes pese a que con su primera canción, «Bandido», interpretada por un grupo de la Universidad de Concepción, mereció el primer lugar en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín en 1959.

Hacia 1965 fue parte del núcleo fundador de la llamada «Peña de los Parra», administrada por los hermanos Isabel y Ángel Parra, de la que también formaba parte Víctor Jara y desde donde se proyectó la Nueva Canción chilena en comunicación con otros movimientos similares que por entonces florecían en la región (por caso el Nuevo Cancionero lanzado en Mendoza en 1963 e integrado por Armando Tejada Gómez, Mercedes Sosa, Tito Francia y Oscar Matus, entre más).

primera canción, «Bandido», mereció el primer lugar en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín en 1959.

Pero en paralelo a la música, Manns dio rienda suelta a su veta literaria y publicó una serie de libros, el primero fue el premiado «De noche sobre el rastro» (1963). Además intervino en cine como co-guionista de «Cantata de Chile», de Humberto Solás (1976); y «Actas de Marusia», de Miguel Littin (1975).

Tras el golpe militar, debió partir al exilio, primero a Cuba, luego a Francia, donde conoció a Alejandra Lastra, quien sería su esposa y con quien luego partió a Suiza y regresó a Chile en 1990. En las últimas décadas Lastra funcionó como su mánager, pero falleció un año atrás.
De este período final de su vida son los discos«La tierra entera» (2010) y «La emoción de vivir» (2016), y los libros «Cantología» (2004), «Los dolores del miembro fantasma» y «Música prohibida» (ambos de 2014).

La figura de Manns iba a ser homenajeada en octubre próximo en dos funciones en la sala del teatro Caupolicán de Santiago donde se anunciaban las actuaciones de de Álvaro López (Los Bunkers), Inti-Illimani Histórico, Quilapayún, Eduardo Peralta, Oscar Andrade, Elizabeth Morris e Illapu, que ahora tendrá el carácter de un tributo póstumo.

Al conocerse la noticia de su fallecimiento, colegas contemporáneos como Beto Cuevas y Ana Tijoux se expresaron en sus redes sociales; quien fuera fundador de La Ley señaló, «¡Vuela alto Patricio Manns! Por acá abajo seguiremos escuchando los ecos de tu sensibilidad musical».