Máquina vial a contramano chocó con un auto estacionado y lo arrastró 100 metros

El chofer circulaba en avanzado estado de ebriedad. Se trata de Rubén Orlando Figueroa (31). Conducía a la medianoche del sábado una pala cargadora propiedad de la Municipalidad. Chocó a un Toyota Corolla estacionado y lo arrastró 100 metros.

En plena medianoche una máquina vial, de las conocidas palas cargadoras de gran porte circulaba por el centro de la ciudad de Chepes. Como si la tremenda máquina no fuera poco para causas sorpresa circulaban por la ciudad, a la medianoche, lo hacía conducida por un sujeto en avanzado estado de ebriedad.

En el test de alcoholemia el chofer de la enorme máquina dio 1,91 miligramos de alcohol en sangre, según el informe policial brindado por el  segundo jefe de la Comisaría Distrito  Chepes, comisario Hernán Vega.

El automóvil es un Toyota Corolla, color negro, propiedad de un señor cuyos datos filiatorios no fueron proporcionados. El conductor de la máquina vial de la Municipalidad quedó detenido.