Los refuerzos que Riquelme tiene en mente para Boca

El mercado de pases ya se activó en Argentina y el Xeneize busca dos laterales, un mediocampista y un delantero.

Boca necesita refuerzos. Cambiar la imagen que dejó tras perder con Santos en la Copa Libertadores. Es por eso que el vicepresidente Juan Román Riquelme negocia mano a mano con clubes y futbolistas para traer nuevas caras. ¿Pero a dónde apunta el 10? Quiere un lateral izquierdo, uno derecho, un mediocampista central y un centrodelantero.

Marcos Rojo

Es el nombre que Riquelme tiene entre ceja y ceja. El defensor central no tiene minutos en Manchester United y en junio termina su contrato; es por eso que ya se encuentra en conversaciones tanto con Boca como con Estudiantes, que no posee tanto poder económico pero sí juega con lo sentimental. Rojo surgió del Pincha y en 2020 se volvió a poner esa camiseta, pero una lesión y la pandemia frenaron sus deseos: apenas disputó un partido en cuatro meses.

A sus 30 años, el central y lateral con pasado en la Selección argentina busca ritmo para volver a sentirse importante y, tal vez, contar con la posibilidad de regresar al equipo de Lionel Scaloni. Es por eso que el Xeneize tiene cierta ventaja: juega torneo local y Copa Libertadores. Hace un tiempo fue fotografiado con la camiseta de Boca con la 10 estampada de Román.

Si aún no se confirmó la operación es porque tiene un gran afecto por Estudiantes. ¿Cómo terminará esta novela?

Nahuel Tenaglia

“Salió la posibilidad de poder ir a Boca. Yo soy hincha del club y la verdad que sería muy lindo para mí. Siempre de chico fue mi sueño jugar en la Primera de Boca y poder regalarle la camiseta a mi papá, que tenga su apellido”, dijo en las últimas horas el lateral derecho. Ese puesto es una de las prioridades de Riquelme, que en los últimos meses vio cómo Julio Buffarini y Leo Jara se prestaban la titularidad.

El joven de 24 años fue uno de los futbolistas más destacados de la T y su llegada al Xeneize le daría aire fresco en esa posición.

Adolfo Gaich

Por ahora, solo un rumor. Román sabe que Boca debe reforzar el puesto de centrodelantero porque Franco Soldano no seguirá y Ramón Ábila es sensible a las lesiones. A comienzos de año comenzó a circular la versión de que el vicepresidente tenía muy bien visto a Adolfo Gaich, ex San Lorenzo y con escasa participación en el CSKA Moscú. “Adolfo debería volver a entrenar con CSKA. No tenemos noticias sobre su futuro. Todos los jugadores necesitan adaptarse. Veremos qué pasa la semana que viene con él”, dijo su prepresentante. Frío.

Le soltó la mano a Soldano, Campuzano y Fabra

Después de la eliminación ante Santos en la Copa Libertadores, el capo del Consejo de Fútbol decidió sacar del plantel a Franco Soldano. Pero la danza de nombres sigue: es muy probable que Fabra y Campuzano tampoco sigan.

El problema es que el delantero nunca estuvo a la altura de lo que demanda la camiseta número 9 de Boca: en 33 partidos oficiales apenas metió tres goles, una cifra insignificante si se tiene en cuenta que su ciclo en el club comenzó a mediados de 2019. Con Miguel Ángel Russo mostró una faceta más solidaria, presionando a los rivales y haciendo un esfuerzo físico importante para liberar a Carlos Tevez. Pero no alcanzó. Volverá al Olympiakos de Grecia, dueño de su pase.

En el área que conduce Riquelme, donde también participan activamente Marcelo Delgado, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez, llegaron a un acuerdo total: también es hora de desprenderse de Fabra y Campuzano.

En el caso del lateral, sienten que el jugador ya tocó su techo y tras cinco años en el club cumplió un ciclo; a expulsión ante Santos, tras un infantil planchazo, fue la gota que rebalsó el vaso. El mediocampista central de 24 años llegó en 2018 y recién hace un año se ganó la titularidad con Russo. Su nivel en la Superliga obtenida fue impecable, pero se desinfló en el regreso post pandemia y no convenció en los momentos importantes.

Lo más importante es que Riquelme y Russo dialogaron sobre la situación de los tres futbolistas y coincidieron. A partir de ahora el club será muy receptivo ante las ofertas que puedan llegar. Los dirigentes también están atentos a dos casos muy particulares: Mauro Zárate y Eduardo Salvio también podrían irse si llegan propuestas económicas superadoras desde el exterior.

¿Qué pasará con Salvio y Zárate?

Riquelme está muy atento a la situación de ambos jugadores. El Toto quedó muy golpeado por los insultos que recibió tras la caída ante el Santos y no vería con malos ojos volver a Europa. El periodista Juan Fernández, de Fox Sports, dijo que el representante del mediocampista iba a viajar a Portugal para reestablecer un vínculo con el Benfica, donde ganó 14 títulos.

Zárate quiere quedarse en Boca. Pero también necesita sentirse importante. Llegó en 2018 a pedido de Guillermo Barros Schelotto, pero fue Gustavo Alfaro quien le dio minutos y confianza. Tuvo algunas lesiones, perdió terreno y con Russo jugó poco. Pese a esto, Miguel pidió que le renueven el contrato y así fue. En las últimas horas dio varias entrevistas y exigió más oportunidades. ¿Se puede ir?