Los jugadores de Vélez implicados en la denuncia de abuso sexual fueron desafectados del partido ante Patronato

El club publicó un comunicado en el que explicó la decisión que tomó en relación a los jugadores Ricardo Centurión, Miguel Brizuela, Thiago Almada y Juan Martín Lucero.

El club Vélez Sarsfield decidió marginar a los jugadores implicados en un reciente caso de abuso sexual del partido que el Fortín disputará el sábado desde las 19:20 ante Patronato en Paraná por la sexta fecha de la Fase de Grupos de la Copa Maradona. Se trata de los futbolistas Ricardo Centurión, Miguel Brizuela, Thiago Almada y Juan Martín Lucero, quienes estaban presentes en la fiesta en la que ocurrió el episodio que hoy es materia de investigación por parte de la Justicia.

“Ningún jugador del plantel profesional se encuentra denunciado ni imputado en la causa pertinente, al momento de elevar el presente comunicado”, sostuvo Vélez en su página web. El club explicó, además, que la Justicia tomará declaración testimonial a los cuatro futbolistas vinculados al caso.

“Sin perjuicio de ello, los futbolistas no serán tenidos en cuenta para el encuentro de mañana frente a Patronato, por la sexta fecha de la Copa Diego Maradona”, recalca el escrito.

Desde Vélez recalcaron que “la institución se puso inmediatamente a disposición de la víctima por este grave hecho”. También comentaron que acudieron a la Justicia y que tomaron contacto desde el Área de Legales con la Fiscalía de Género de San Isidro, que tiene a cargo la Dra. Laura Zyseskind. “El Club continuará a disposición de la Justicia y brindando el seguimiento correspondiente al caso”, destacaron.

Esta decisión se tomó luego de que este viernes una joven de 28 años denunciara haber sido abusada sexualmente en medio de una fiesta a la que habían asistido estos cuatro jugadores del club Vélez Sarsfield. Según indicaron fuentes policiales a Infobae, el hecho habría ocurrido anoche en una casa del country Camino Real, ubicado en la localidad bonaerense de San Isidro, muy cerca de la autopista Panamericana, con una denuncia que ingresó poco después de la medianoche de hoy.

En el caso de Miguel Brizuela, esta es la segunda vez que es desafectado de manera transitoria del plantel. A mediados de junio de este año fue denunciado por ejercer “violencia de género” contra su pareja. Fue acusado de “haber ejercido violencia física”, además de “maltrato verbal y psicológico” hacia Melina Neto. El marcador central de 23 años fue separado del plantel durante tres meses; sin embargo, luego la causa se archivó y el deportista volvió a entrenar con sus compañeros y disputó 7 partidos (dos por Copa Sudamericana).

El plantel de Vélez entrenó este viernes por la mañana en la Villa Olímpica del club a las órdenes del técnico Mauricio Pellegrino. Por la tarde, a las 18:30, la delegación partirá en avión hacia Paraná de cara al duelo del sábado ante el Patrón. El DT no podrá contar con los jugadores Alexander Domínguez, Luca Orellano y Agustín Bouzat, quienes entrenaron diferenciado en los últimos días luego de atravesar el covid-19 (sus estudios cardiológicos dieran resultados normales). El chileno Pablo Galdames tiene el alta, pero sigue bajo seguimiento médico y Lucas Hoyos, en tanto, sigue en observación.