Los empresarios plantearán una agenda para reactivar la producción en la reunión con el Gobierno y los sindicatos

Referentes del sector mostraron su satisfacción por la convocatoria al diálogo y adelantaron que propondrán tratar temas como los protocolos para la producción, las mejoras de infraestructura y la previsibilidad de los condiciones económicas que permitan encarar la recuperación económica tras la pandemia.

Los representantes empresarios de distintos sectores de la economía le plantearán al Gobierno una agenda de acciones a llevar adelante para reactivar la producción, en el marco de la convocatoria al diálogo para alcanzar un acuerdo de precios y salarios.

Esta agenda, que adelantaron a Télam, incluye los factores que los empresarios consideran fundamentales para la reactivación de la economía.

En ese sentido, el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, sostuvo que “es fundamental el diálogo social”, porque consideró que “hay una urgencia que es una concertación para la emergencia”.

Remarcó que esta concertación debe ser para “administrar esta etapa pospandemia, que todavía tiene muchas incertidumbres, y contribuir al ordenamiento de los factores que hacen a la reactivación económica”.

Daniel Funes de Rioja expresará la posición de la Copal en la reunión. Daniel Funes de Rioja expresará la posición de la Copal en la reunión.

El titular de la Copal subrayó que todo esto habrá que abordarlo “incluso desde el punto de vista sanitario, como son los protocolos para poder funcionar normalmente desde el punto de vista productivo”.

“Esta concertación debe ser para “administrar esta etapa pospandemia, que todavía tiene muchas incertidumbres, y contribuir al ordenamiento de los factores que hacen a la reactivación económica”.DANIEL FUNES DE RIOJA

“Obviamente, al lado de ello, saber cuál va a ser la política monetaria, el tipo de cambio, las tasas de interés, la política tarifaria, la oferta energética, para saber cuál va a ser la evolución de costos no sólo de la energía, sino de la producción”, indicó Funes de Rioja.

Puntualizó que el diálogo debe llevarse adelante “con el objetivo de consolidar una inflación a la baja, dándole previsibilidad a la economía, a las negociaciones salariales, a la productividad pospandemia”.

Señaló que también es preciso abordar “una agenda estructural de largo plazo, para ir pensando cómo impulsar el desarrollo regional y territorial, la infraestructura, el aumento de la productividad”.

En este punto, puso de relieve que la productividad debe “vincularse con la educación y la formación profesional, para generar el empleo de calidad y para la empleabilidad”.

Además, indicó que esa agenda debe comprender “la formalización de la economía, para lo cual hay que mirar la fiscalidad”, y añadió que “obviamente, la creación de instrumentos para el financiamiento productivo”.

Asimismo, consideró que todo esto debe conducir al “desarrollo de un perfil exportador pospandemia”, porque indicó que “va a haber muchos realineamientos en el mundo”.

“Por eso es importante que el Gobierno con los actores sociales podamos analizar esto, para ver cuáles son los nichos y las grandes oportunidades que, además de las tradicionales en los sectores agroexportador y alimenticio, tenemos en el energético y el tecnológico”, sostuvo Funes de Rioja en diálogo con Télam.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech, afirmó que “cualquier convocatoria del Gobierno que genere mayor diálogo y por supuesto consensos es bienvenida”.

Iván Szczech, de la Cámara Argentina de la Construcción. Iván Szczech, de la Cámara Argentina de la Construcción.

“Sobre todo en este caso que tienden a tomarse medidas que ayuden básicamente a una macroeconomía más estable, lo cual implica mayor seguridad para las inversiones, desarrollo económico, y cantidad de puestos de trabajo, y menor pobreza y desigualdad, que en el fondo es el objetivo que deberíamos tener todos los argentinos”, señaló Szczech.

“Una macroeconomía más estable, lo cual implica mayor seguridad para las inversiones, desarrollo económico, y cantidad de puestos de trabajo, y menor pobreza y desigualdad”.IVÁN SZCZECH

En la misma línea, el presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Daniel Herrero, remarcó ante Télam que “todos los llamados al diálogo son una oportunidad para trabajar en equipo”.

“Desde el sector automotor ya venimos realizando un trabajo conjunto con toda la cadena de valor y el sector público, que a su vez nos ha permitido afrontar el desafío de volver a producir en pandemia y trabajar en proyectos de ley de promoción de inversiones”, destacó Herrero.

“Desde el sector automotor ya venimos realizando un trabajo conjunto con toda la cadena de valor y el sector público, que nos ha permitido afrontar el desafío de volver a producir en pandemia”.DANIEL HERRERO

Subrayó que “esta convocatoria es la continuidad de este diálogo, que es en definitiva el único camino para seguir creciendo: entendiendo las necesidades de cada una de las partes para construir un proyecto de país en el largo plazo”.

En tanto, el dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey, sostuvo que “es muy positivo ir buscando puntos de encuentro para, entre todos los sectores, alcanzar una salida armoniosa que sea una antesala de lo que es el acuerdo económico y social”.

“Y que permite, en definitiva, empezar a equilibrar las variables macroeconómicas conjuntamente con la expectativa que genera el cierre de las negociaciones con el FMI”, indicó Urtubey.

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, destacó “las bondades de la articulación entre los sectores público y privado”, y aseguró que la entidad “está dispuesta a colaborar en lo que esté a su alcance con las autoridades gubernamentales en beneficio del conjunto de la economía nacional”.

“Sin perjuicio de esto, debe tenerse en cuenta que la CAC no es formadora de precios, representa a una amplia gama de firmas de comercio y servicios y son estas empresas quienes eventualmente pueden asumir compromisos respecto a los valores a los que comercializan los bienes y servicios que ofrecen”, le dijo Grinman a Télam.

Por su lado, el presidente de la Federación de Comercio e Industria porteña (Fecoba), Fabián Castillo, consideró que “el gran desafío que tenemos en este 2021 es volver a poner en marcha la maquinaria del consumo, de manera de que las pymes recuperen algo de la actividad perdida”.

“Pero es crucial para eso que avancemos en una lógica de menor inflación y salarios acordes. La convocatoria del Gobierno en ese sentido es sensata porque estamos a tiempo de que este año sea algo mejor que el pasado, y hay que hacer todos los esfuerzos de todos los sectores para que así sea”, sostuvo Castillo.