La herencia de Maradona: una lista de bienes, contratos y conflictos

De acuerdo a la exigencia del juez Alfredo Villata, ayer el abogado Mauricio D’Alessandro, representante de Matías Morla, entregó en La Plata una nómina de todos los bienes de Diego Armando Maradona y, sobre todo, una rendición de cuentas desde 2011

El listado incluye las cuentas bancarias en el exterior -por ejemplo, una cuenta conjunta de Morla y Maradona en Suiza con tres millones de dólares-, los contratos firmados y también los juicios en marcha, de los cuales el más importante es el que hace décadas el fisco italiano le seguía al astro. Hay un versión de que Italia le daría a Maradona el título post-mortem de ciudadano ilustre, con lo cual se dice que se condonaría la deuda. En cualquier caso, los herederos tendrán que seguir litigando porque son 30 millones de dólares. Un punto llamativo es que en la nómina de propiedades figuran las cuatro casas que Maradona le regaló a sus hermanas. Está claro que nadie piensa en el desalojo, pero habrá que ver si la justicia decide que son propiedades de los herederos y que, por lo tanto, si se venden, el dinero será para los hijos. 

La herencia de Maradona tiene una enorme cantidad de elementos complejos, por lo cual será de importancia si las cosas entre Morla y los herederos se arreglan de forma pacífica o todo estará trabado por una guerra. Del lado de Morla y D’Alessandro parece haber un espíritu negociador, con una cuestión no-negociable: las marcas. Como se sabe, los nombres Diego Maradona, Diego, El Diez y muchas otras están a nombre de una sociedad en la que Morla tiene el dominio, salvo para el caso de China en que Claudia Villafañe, cuando fue representante de Maradona, vendió los derechos por 50 años. Del lado de los herederos se logró un acuerdo de paz entre ellos, principalmente gestionado por Mario Baudry, pareja de Verónica Ojeda, y representante de Diego Fernando, el hijo de Maradona y Ojeda. Ese acuerdo entre los herederos permitió la designación de Sebastián Baglietto como representante de todos ellos.

Como en su momento adelantó este diario, el listado entregado por D’Alessandro y Morla es el siguiente:

*Los números de cuentas y saldos de las cuentas bancarias en Suiza, Luxemburgo, Dubai, México y la Argentina. El dinero en esas cuentas rondaría los 10 millones de dólares. Como Morla es co-titular de la cuenta de Suiza podría sacar el dinero sin más trámite, pero si hay conflicto se requerirá de una orden de la jueza titular, cursada por la Cancillería.

*Hay contratos vigentes y sobre todo dinero para cobrar en varios países. Tal vez lo más importante es el contrato de una sociedad italiana de Maradona que proveía granos a Venezuela. Hay un saldo de varios millones de dólares. Pero además, existe un café en Dubai que liquida derechos todos los años, una empresa de videojuegos, una empresa que fabrica tragamonedas y hasta el orfebre que fabrica en oro un modelo del pie izquierdo del astro. Todo es dinero que recibirá la sucesión.

*Diego Maradona tenía tres casas. En la calle Cantilo, en Devoto, otra en la calle Nazarre y una casa en Mar del Plata. Pero en el listado figuran las cuatro casas que el Diez le regaló a sus hermanas. Habrá que ver qué decide la justicia sobre esas propiedades. Podría resolver que las hermanas las pueden seguir usufructuando de por vida, pero también que son propiedad de los herederos, de manera que el día que se vendan, el dinero pasaría a engrosar la herencia. Desde el punto de vista moral, corresponde que sean plenamente de las hermanas, porque esa fue la voluntad de Maradona en vida.

*Un capítulo importante es el referido a las donaciones y entregas de dinero que el Diez le hizo a sus hijos y a Rocío Oliva. En principio, Dalma habría recibido más de un millón de dólares desde 2011; Giannina varios millones de pesos y algo más de 300.000 dólares. A Verónica Ojeda le donó una casa y un auto. Diego junior recibió un Mercedes Benz y dinero. Verónica Ojeda cerca de medio millón de dólares. La más perjudicada en el reparto fue Jana. Todo esto, en el proceso sucesorio, deberá compensarse. Y falta saber si existen otros herederos, incluyendo un varón y una mujer argentinos y cuatro hijos cubanos que nunca se presentaron en el terreno judicial. Hay también algún planteo posible desde España.

*Están los juicios, entre ellos unos 40 procesos laborales y por calumnias e injurias. El más importante por lejos es el del fisco italiano que tiene décadas: viene de la época cuando el representante de Diego era Guillermo Coppola. Maradona y Morla venían esquivando una definición en ese juicio y ahora está la versión de la condonación a raíz de que se lo designaría ciudadano ilustre post-mortem. Como es sabido, también está el juicio contra Claudia, en especial por seis departamentos en Miami.

*Están los contenedores en depósitos en Beccar y en Dubai. A los primero ya tuvo acceso Baglietto pero el de Dubai, que tendría una caja fuerte con elementos valiosos, requiere por ahora la firma de Morla.

Si se tiene en cuenta que el lunes próximo recién se cumplirán dos meses de la muerte del Diez, los trámites sucesorios avanzaron muchísimo más rápido de lo esperado. La clave fue que los cinco hijos reconocidos hasta ahora se pusieron de acuerdo y actuaron en conjunto. Eso permitió radicar la causa en La Plata y la instruye la jueza Luciana Tedesco Del Rivero, aunque durante la feria judicial está actuando el doctor Villata. Ahora se viene un período en el que tal o cual hijo dirá que no recibió lo que se dice o que acordó tal cosa con su padre. También estarán las objeciones a las cuentas. 

Este diario le preguntó a quienes dirimen la herencia: ¿Diego Maradona dejó cien millones de dólares? La respuesta fue: “no, no tanto. Pero dejó mucha plata”. Como se ve, el camino no será corto.

Es seguro que el mayor punto de conflicto entre los herederos y Morla estará en los derechos sobre las marcas del astro. No está claro si hay una negociación posible, pero todo indica que también esa cuestion clave terminará dirimiéndose en la justicia.