La clave del éxito: salió a la luz el secreto mejor guardado de «La 1-5/18»

En medio de los grandes picos de rating, la producción de «La 1-5/18» reveló lo impensado.

No caben dudas de que «La 1-5/18» es uno de los programas más exitosos de la televisión nacional actual: una historia que comenzó por disgustar a varios pero que terminó por convertirse en un furor para El Trece y en las redes sociales.

Pese a la gran cantidad de críticas que recibe la producción de Adrián Suar a diario, hay algo que no se puede discutir: el éxito de «La 1-5/18» trascendió más allá de cualquier expectativa. Frente a esto, en un reciente video, la producción reveló la clave del éxito de la historia.

Cada lugar que se ve en la telenovela está especialmente pensado para esa escena.

Una de las principales claves de «La 1-5/18» es la gran ambientación que tiene, que simula ser una villa. Toda la escenografía se creó dentro del estudio de Pol-ka, por lo que esto resulta aún más llamativo.

«Los interiores son super distintos, son más personales. Cada personaje tiene un mundo que tratamos de recrear y tratamos de pensar como si fuésemos el personaje para hacerlo», explicó la jefa de escenografía, Marina Sabate, en una reciente entrevista.

Cuando me toca armar una casa, me imagino qué comen, qué hacen, a qué hora se levantan.

El barrio: un lugar que no se hace de un día para el otro

Más allá del gran proceso que hay detrás de cada escenografía de interiores, la producción dejó en claro que la esencia de la telenovela radica en el gran trabajo de exterior que se hizo para lograr ese espacio tan único y diferencial entre las demás telenovelas.

«Lo principal es saber trabajar en equipo», aseguró Marina.

«Este espacio, el del barrio, tiene que ver con un montón de gente que se mueve en la villa y en los barrios», comentó Marina Sabate sobre la ambientación de la telenovela.

Así mismo, Sabete expresó que le costó mucho llevar a cabo este trabajo, ya que quería ser lo más fiel a la vida real. «Lo que a mí más me importó fue no hacer cosas por desconocimiento a cómo es la vida en los barrios que fuesen ofensivas o que se puedan interpretar de una manera en que yo no quiero», aseguró.