La Asamblea Legislativa proclamó la fórmula presidencial Milei-Villarruel

El Presidente electo renunciará a su banca en Diputados para asumir como nuevo mandatario. De la sesión participaron los diputados y senadores en el recinto de la Cámara baja, como paso reglamentario previo a la asunción, el próximo 10 de diciembre, de la fórmula ganadora en el balotaje.

La Asamblea Legislativa proclamó este miércoles formalmente la fórmula presidencial integrada por Javier Milei y Victoria Villarruel, presentes en el recinto de sesiones, como paso reglamentario previo a su asunción, el próximo 10 de diciembre.

La reunión de los diputados y senadores también decidió convocar para el 10 de diciembre a las 12 a Milei y Villarruel para que presten su juramento en el Congreso Nacional, tras lo cual levantó la sesión.

Milei, que ingresó al Congreso por la puerta de la avenida Rivadavia, anunció que renunciará a la banca como diputado para asumir la presidencia.

Milei fue uno de los primeros en ingresar al recinto de la Cámara de Diputados donde se llevó a cabo la proclamación de la fórmula ganadora en el balotaje del 19 de diciembre, en el que venció al oficialista Sergio Massa.

Vestida con camisa blanca y pantalón negro, la vicepresidenta electa Victoria Villarruel arribó más tarde, junto al diputado de la oposición José Luis Espert, y se fundió en un largo abrazo con Milei, de traje negro oscuro.

La banca de Milei fue el centro de un desfile incesante de diputados y senadores, la mayoría de la oposición, que buscaban saludarlo.

Entre ellos estuvieron el cordobés Luis Juez, Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, el entrerriano Alfredo De Angeli; el hombre del PRO, Pablo Tonelli y Gerardo Milman.

Milman fue uno de los legisladores que más tiempo se quedó conversando con Milei, mientras que Crexell solo le pidió tomarse una fotografía al nuevo mandatario y se retiró a su banca.

Carolina Píparo, excandidata a gobernadora bonaerense de LLA, también abrazó a Milei, que permaneció en todo momento de pie, de buen humor y con su celular y un libro de anotaciones bajo el brazo.

El radical Mario Negri fue uno de los últimos en llegar y también fue de los que decidió aproximarse al presidente electo.

Hasta el comienzo de la ceremonia, que encabezó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, ningún miembro del oficialismo se había acercado a saludarlo.