Israel acusa a Irán de ataque contra un barco y advirtió que habrá respuesta

Irán rechazó “de manera firme” las acusaciones por lo ocurrido en el “MV Helios Ray”, un barco israelí que transportaba vehículos y que se dirigía de la ciudad saudita de Dammam a Singapur cuando sufrió una explosión, la semana pasada, frente al sultanato de Omán.

El primer ministro Benjamin Netanyahu acusó este lunes a Irán de provocar una explosión en un barco israelí cerca de las costas iraníes días atrás y prometió una respuesta contra los intereses de Teherán “en toda la región”, horas después de ataques atribuidos a Israel en la vecina Siria.

Irán rechazó “de manera firme” las acusaciones por lo ocurrido en el “MV Helios Ray”, un barco israelí que transportaba vehículos y que se dirigía de la ciudad saudita de Dammam a Singapur cuando sufrió una explosión, la semana pasada, frente al sultanato de Omán.

El golfo de Omán está situado entre Irán y Omán, a la salida del estratégico estrecho de Ormuz por el que transita gran parte del petróleo mundial y donde opera una coalición liderada por Estados Unidos.

El sábado, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, señaló que Irán podía ser el responsable de la explosión que sufrió el barco un día antes, confirmada por Dryad Global, sociedad especializada en seguridad marítima.

Según Tel Aviv, Irán intenta aumentar la presión en vistas a las próximas negociaciones con Estados Unidos sobre su programa nuclear, y la tensión bilateral fue aumentando en estos días, pero hoy Netanyahu fue más incisivo.

“Está claro que es un acto iraní. Y en cuanto a mi respuesta, ustedes conocen mi política. Irán es el mayor enemigo de Israel y estoy decidido a detenerlo, y lo vamos a golpear en toda la región”, dijo Netanyahu en una entrevista radial.

“Más importante aún, Irán no tendrá armas nucleares en absoluto, con acuerdo o sin acuerdo. Eso es lo que le dije a mi amigo, el presidente estadounidense Joe Biden”, dijo Netanyahu, citado por la agencia de noticias AFP.

La respuesta iraní, a cargo de un portavoz de la Cancillería, fue inmediata: “Rechazamos de manera firme esta acusación” porque “la fuente de esta acusación es la menos creíble posible, lo que muestra la invalidez”, declaró el vocero Said Khatibzadeh.

Irán había acusado a los servicios de inteligencia israelíes de estar detrás del asesinato del científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh en noviembre en Teherán.

El primer ministro israelí, que se encuentra en plena campaña para las elecciones legislativas del 23 de marzo, hizo esas declaraciones después de los ataques nocturnos atribuidos a Israel contra fuerzas proiraníes en Siria, país vecino en guerra desde 2011.

La defensa antiaérea siria interceptó misiles israelíes sobre Damasco, según la agencia de noticias estatal siria Sana, sin que se hayan producido víctimas.

Desde el inicio de la guerra en Siria, Israel llevó a cabo cientos de ataques contra posiciones del poder sirio y de sus aliados, Irán y el Hezbollah libanés, que ayudan militarmente a las fuerzas del presidente Bashar Al Assad.

Israel afirma regularmente que no permitirá que Siria se convierta en la cabeza de puente de las fuerzas iraníes.

Ayer, el periódico iraní Kayhan, que expresa las opiniones de la franja ultraconservadora del sistema político del país persa, afirmó que el barco israelí “probablemente cayó en la trampa de una de las ramas del eje de la Resistencia” contra Israel.

Irán se considera, junto con Siria, la milicia chiita Hezbollah, el movimiento palestino Hamas, varios grupos iraquíes y los rebeldes yemeníes, parte del “eje de la Resistencia” contra Israel en Medio Oriente.

El “barco espía estaba recogiendo información sobre el golfo Pérsico y el mar Arábigo”, según el periódico.