Gianni Infantino: “En la nueva FIFA no hay sitio para el delito”

El titular de la máxima institución del fútbol mundial también detalló que que ante la situación generada por la pandemia de coronavirus “la financiación sólo va donde se necesita” con el plan de ayuda Covid-19:

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aseguró este miércoles que “la nueva FIFA no deja sitio para el delito” y pidió “estar más vigilantes que nunca” para evitar la posibilidad de “arreglos” en el futbol ante las tensiones económicas que generó en los clubes la pandemia actual.

Infantino se refirió a cómo poder salvaguardar al fútbol de la corrupción y la delincuencia durante un evento organizado por Naciones Unidas, en el que destacó el “compromiso sólido” de la FIFA para luchar contra la corrupción en el fútbol, según reprodujo el diario español Mundo Deportivo.

“A través del Programa ‘FIFA Forward’ proporcionamos a cada una de nuestras 211 asociaciones miembro de todo el mundo hasta cinco veces más inversión de la que recibían antes de 2016. Pero la diferencia clave es que todos y cada uno de los dólares de esta inversión están vinculados a contratos específicos, y a auditorías externas independientes en todos y cada uno de los países. La nueva FIFA no deja sitio para el delito”, subrayó el titular del máximo organismo del futbol mundial.

Según informó la FIFA, Infantino aseguró que a través del trabajo para reformar el sistema de transferencias, la organización se esfuerza por garantizar la distribución justa y correcta del dinero “en cumplimiento de las regulaciones financieras nacionales e internacionales, incluidas las leyes aplicables contra el lavado de dinero”.

El dirigente ítalo-suizo, de 50 años, señaló que ante la situación generada por la pandemia “la financiación sólo va donde se necesita” con el plan de ayuda Covid-19: “Un fondo sin precedentes de 1.500 millones de dólares para apoyar al fútbol en tiempos difíciles”, expresó.

No obstante y al referirse a la amenaza de la manipulación de partidos, Infantino llamó a reforzar el control.

“Con las tensiones financieras de la reciente pandemia tendremos que permanecer aún más vigilantes que nunca para garantizar que quienes participan en los partidos no sean susceptibles de arreglos”, analizó.

También destacó la colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) “para trabajar en la protección de los niños, de la integridad del deporte y la prevención del delito y se avanzó la posible creación de un centro internacional para la seguridad en el deporte”, concluyó.