Funcionarios británicos continúan buscando más casos de la cepa brasileña

La variante preocupa a los científicos y expertos en salud pública porque las actuales vacunas podrían no ser tan efectivas contra esa mutación.

Funcionarios del departamento público de salud británico continuaban este martes en la búsqueda de más casos de la cepa brasileña de coronavirus ante el temor que pueda extenderse, luego que se detectaran seis personas infectadas en Inglaterra y Escocia.

El Public Health England, como se le llama al departamento público de salud, informó que, de los seis casos detectados, cinco infectados con la variante originada en Manaos están en cuarentena, mientras que uno de ellos aún no fue encontrado y se desconoce su identidad.

Se cree que la persona usó un test casero entre el 12 y 13 de febrero, pero no completó un formulario de registro. La variante preocupa a los científicos y expertos en salud pública porque las actuales vacunas podrían no ser tan efectivas contra esa mutación.

Jeff Barrett, director de la Iniciativa de Genómica Covid-19 del Instituto Sanger, que tiene a cargo la operación de secuenciación del genoma más grande del mundo, dijo al programa Today de la BBC que estaban analizando más de 20.000 secuencias por semana, lo que equivale a aproximadamente el 20% de todas las infecciones en el Reino Unido.

En total el Reino Unido, el país más golpeado por la pandemia que superó los 123.000 fallecimientos, ya vacunó a más de 20 millones de personas con una primera dosis

Según el científico, su equipo trató de detectar nuevas variantes lo más rápido posible y explicó que la información de la cepa brasileña se puede usar para tratar de mantener el número de transmisiones posteriores lo más bajo posible.

La política de controles del Gobierno británico que impuso una cuarentena en hoteles a los pasajeros de una lista roja de países que incluye a Latinoamérica, Sudáfrica y Portugal en su totalidad, es criticada por la oposición laborista, que sugiere un sistema más integral.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud informó que la cepa de Brasil se ha encontrado en 15 países que no están en la lista roja del Reino Unido, que incluyen a Canadá, Estados Unidos, Francia, Alemania, España, Japón, México, India, Italia y Corea del Sur.

El informe de la OMS agregó también que están investigando informes de que la variante se encontró también en otros países incluidos China, Croacia, Irlanda, Suecia, Suiza y Turquía.

Julian Tang, virólogo y profesor asociado honorario de la Universidad de Leicester, dijo al diario The Guardian que la lista roja del Gobierno “podría quedar obsoleta en cualquier momento” debido al tiempo que lleva secuenciar los casos de coronavirus.

El número de muertes semanales por coronavirus registradas en Inglaterra y Gales se redujo en casi un 30 por ciento, al nivel más bajo desde principios de año

“Vimos que Irlanda reportó tres casos de la variante brasileña P1 hace unos 10 días. No fue sorprendente ver otros casos importados en el Reino Unido poco después, y estos casos ya pueden haber creado otros aquí”, agregó al diario.

En su opinión, restringir los viajes internacionales desde los países de la lista roja puede ralentizar la introducción de nuevas variantes de otros lugares, pero eventualmente, dichas variantes probablemente se extenderán a los países que no figuran en esa lista.

Mientras tanto, el número de muertes semanales por coronavirus registradas en Inglaterra y Gales se redujo en casi un 30 por ciento, al nivel más bajo desde principios de año, según cifras oficiales.

En total el Reino Unido, el país más golpeado por la pandemia que superó los 123.000 fallecimientos, ya vacunó a más de 20 millones de personas con una primera dosis.

El lunes, el ministro de Salud, Matt Hancock, confirmó que recibir una sola dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca o Pfizer-BioNTech contra el coronavirus, reduce la posibilidad de necesitar tratamiento hospitalario en “más del 80 por ciento”.