Estacionamiento en la Ciudad de Buenos Aires: vuelven las grúas y las multas

Volverán a regir las reglas prepandemia.

Volvieron las clases presenciales y el transporte en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) es nuevamente un caos.  Luego de haber registrado un volumen vehicular con picos de hasta un 90% respecto a los niveles prepandemia, el Gobierno porteño decidió implementar las normas de estacionamiento que funcionaban antes de que el coronavirus llegara al país.

Así lo informó la Secretaría de Transporte y Obras Púbicas porteña, a través de la página web de la Ciudad. “Resulta necesario ordenar las calles que tienen un límite en su capacidad de uso para garantizar la circulación y la seguridad vial: para que se reduzcan los embotellamientos, que los colectivos maniobren en forma segura o los camiones puedan realizar la operación de carga y descarga sin afectar la fluidez del tránsito colocándose en doble fila”, explicaron desde la Administración porteña.

De tal manera, a partir de hoy, lunes 15 de marzo, no se podrá estacionar en las calles y avenidas donde está prohibido durante los días hábiles de 7:00 a 21:00 horas y en las que está prohibido en los días hábiles durante las 24 horas.

Además, no se podrá estacionar en las rampas, ochavas, cocheras, paradas de colectivos y dársenas exclusivas durante todo el día, y el estacionamiento medido vuelve a entrar en vigencia. En cambio, la restricción en el Centro y en Tribunales Peatonal seguirá suspendida, por lo que se puede circular sin permiso, aunque no se puede estacionar.

A través de Boti, el robot de la jurisdicción liderada por Horacio Rodríguez Larreta, se puede conocer en dónde está permitido estacionarse y si hay medidores. Enviando un mensaje por WhatsApp al 1150500147 se puede consultar por direcciones exactas, intersecciones de calles o bien compartir la ubicación para confirmar que si se puede dejar el vehículo.

El subsecretario de Gestión de Movilidad de CABA, Gastón Galardi, aclaró que “el transporte público sigue siendo para esenciales”. “Los trabajadores no esenciales todavía no pueden utilizar el transporte público, pero es necesario balancear el uso del transporte público y la seguridad vial en la Ciudad de Buenos Aires”, justificó el funcionario porteño sobre la implementación de reglas.

Las infracciones por estacionamiento indebido van desde los $3.900 (multa básica) hasta los $11.700, y los lugares reservados para servicios de emergencia, paradas de transporte público, entradas de vehículos, ciclovías, carriles exclusivos, corredores de Metrobús, zona de Macro y Microcentro, lugares reservados para vehículos de personas con discapacidad o rampas para personas con movilidad reducida son agravantes de la multa básica.