Internet Para Todos
Nacional

Esta es la solución definitiva para la carga de las baterías de autos eléctricos

Se trata de uno de los bienes más preciados, pero también es muy útil para la fabricación de muchos objetos. Esto significaría una revolución en la carga de las baterías de autos eléctricos.

Los diamantes normalmente suelen tener una gran cantidad de aplicaciones. Se puede ver en autos, computadoras e incluso en máquinas de minería bastante avanzadas. Sin embargo, es bastante escaso, pero lo cierto es que ahora se le podría haber encontrado una nueva utilidad.

Un equipo de investigadores ha encontrado la posibilidad de aplicarlo a las baterías para autos eléctricos aumentando la velocidad de carga de los mismos y su durabilidad de una forma sorprendentemente notable. De hecho, se habla de que podría quintuplicar la velocidad de carga de hoy en día.

Así, vamos a tratar de entenderlo mejor en las siguientes líneas de una forma más pormenorizada, ya que podríamos estar ante la revolución que finalmente catapultara a los vehículos eléctricos para convertirse en el estándar. Eso sí, el diamante sigue siendo un material muy caro, al menos hasta que lleguemos a otros planetas en los que, literalmente, llueven del cielo.

Los diamantes y su aplicación en las baterías de vehículos eléctricos
Científicos de la sociedad Fraunhofer-Gesellschaft anunció una aplicación que llama mucho la atención para unas membranas de diamante ultrafinas que ellos mismos han desarrollado. Su objetivo es mejorar los vehículos eléctricos empleándolas para enfriar componentes electrónicos.

Este desarrollo tiene la capacidad de disparar la velocidad de carga de los vehículos eléctricos, gracias a la notabilísima conductividad térmica de los diamantes. Esta propiedad hace del diamante un material ideal para la disipación de calor en dispositivos electrónicos, aunque su uso ha sido limitado hasta ahora por la imposibilidad de hacerlos más pequeños de lo que se estaban desarrollando hasta este momento.

Nuevo método y un acelerador de partículas
Tradicionalmente, se han utilizado disipadores de diamante con un grosor aproximado de 2 milímetros. Sin embargo, para servir como disipadores se dificulta mucho la capacidad de adherirse a los transistores.

Esto es lo que vienen a solucionar las nuevas nanomembranas desarrolladas por el equipo, con un solo micrómetro de espesor. Su flexibilidad permite que se unan fácilmente a los componentes electrónicos utilizando calor a 80°C, mejorando la capacidad de carga de las baterías y también haciendo que los dispositivos se calienten mucho menos.

A pesar de que el diamante es un material costoso, el proceso de fabricación de estas obleas de diamante sobre silicio facilita su producción a escala industrial. Este desarrollo, junto con nuevas maneras de buscar diamantes gracias a un nuevo método y la capacidad de crear materiales similares en un acelerador de partículas.

En resumen, todas las claves
Un equipo de científicos de la sociedad Fraunhofer-Gesellschaft ha utilizado membranas de diamante ultrafinas para enfriar los componentes electrónicos y aumentar de forma tangible la velocidad de carga de los vehículos eléctricos.
Esto se debe a que los diamantes tienen una conductividad térmica muy buena.
Se trata de una manera muy potente de eliminar el calor de los aparatos electrónicos, pero hasta ahora no se había utilizado diamante.
Hasta ahora, se utilizaban disipadores de diamante de unos 2 milímetros de espesor, pero suelen ser difíciles de adherir a los componentes tecnológicos.
Sin embargo, estas nanomembranas de un solo micrómetro de espesor son flexibles y se pueden unir a los componentes electrónicos con calor a 80ºC.
Pese a que utiliza diamante, que es muy caro, las obleas de diamante se pueden fabricar en obleas de silicio, permitiendo que sea fácil de escalar a nivel industrial, haciendo que pueda estar disponible muy pronto.

Fuente: NA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba