El Presidente arengó al Gabinete con sus 20 verdades “Albertistas” que escribió tras la sanción del aborto legal

Son consideradas por el jefe de Estado como un dogma político y expresan su propio balance de gestión al año de asumir en la Casa Rosada.

Hace días que el Presidente comenta en Olivos la importancia histórica de las 20 verdades del peronismo que pronunció Juan Domingo Perón el 17 de octubre de 1950. Alberto Fernández asume que se trata de un dogma político planteado por el General para encuadrar un programa de gobierno y establecer una hoja de ruta conceptual. “No son hechos, es una doctrina. Se cree o no se cree en ella”, explicó en la intimidad del poder.

Cerca de las ocho de la mañana, cuando los medios locales e internacionales informaban sobre la aprobación del aborto legal en la Argentina, Alberto Fernández decidió presentar sus 20 verdades. Fueron escritas a mano alzada, y entusiasmado apenas tardó cinco minutos. “Son verdades que se tienen que convertir en dogma. Son hechos que tenemos que transformar en un dogma”, aseguró vía chat desde Olivos a un miembro del Gabinete.

-Si son hechos, pueden ser criticados…-, le contestaron al Presidente a su celular personal.

-No están escritas como un dogma. Pero tiene el espíritu del dogma. Por lo tanto, no pueden ser rebatidas-, completó el jefe de Estado.

Las 20 verdades de Alberto Fernández, además de ser presentadas como un dogma de fe, es un recorrido acrítico de la gestión realizada en los primeros 12 meses del gobierno peronista. Se trata de un balance personal que hizo el Presidente, y aunque no está explícita la intención política, aparece como verosímil que es una respuesta elíptica a la inesperada carta que Cristina Fernández posteó el 9 de diciembre de 2020.

Cuando terminó de redactar sus 20 Verdades, el Presidente buscó en su celular el chat de los ministros, que ardía comentando la sanción definitiva de la ley del aborto legal.

Y escribió:

“Lean con atención lo que sigue.

Estas son NUESTRAS VEINTE VERDADES:

1. Con la tarjeta ALIMENTAR cuidamos a los que padecían hambre. En nuestra Argentina, en plena pandemia, a nadie le faltó un plato de comida. Cumplimos.

2. Con los incrementos de la AUH ayudamos a las familias más necesitadas. Cumplimos.

3. A los jubilados les preservamos sus ingresos fijándoles inclusive un nuevo modelo de movilidad de sus haberes y les devolvimos la gratuidad de los remedios que requieren. Cumplimos.

4. Ante la pandemia, y en tiempo record, pusimos de pie un sistema de salud vapuleado. Ante ese estado de cosas, a ningún argentino le faltó la asistencia médica que necesitaba. Cumplimos.

5. Para preservar las fuentes del trabajo registrado creamos el ATP. Al mismo tiempo impulsamos la obra pública para favorecer que la economía no se detuviera. Cumplimos.

6. Evitamos despidos con la doble indemnización y hoy el empleo empieza a recuperarse. Cumplimos.

7. Bajamos 20 puntos porcentuales la inflación, aún cuando la inflación debe ser nuestro principal objetivo de combate. Cumplimos.

8. En medio de la pandemia ordenamos nuestra deuda con los acreedores privados. Cuando pase la década que iniciamos, veremos que Argentina se ahorró 38.000 millones de deuda. Cumplimos.

9. Merced a esa negociación evitamos pagar 7.000 millones de dólares en concepto de interese en este año que termina. Cumplimos.

10. A los sectores medios y a los profesionales independientes los ayudamos en plena pandemia con créditos a tasa 0 que empezarán a pagar el año entrante. Cumplimos.

11. Las tarifas de electricidad y gas estuvieron congeladas preservando el servicio mientras la pandemia asediaba. La Telefonía celular, Internet y el cable de TV son hoy servicios públicos con tarifas preservadas para los usuarios. Cumplimos.

12. Con el IFE llevamos recursos a los más necesitados. Con el Aporte Solidario, requerimos el auxilio en la emergencia de los que más tienen. Cumplimos.

13. Promúlganos la ley de economía del conocimiento y ampliamos las fronteras de la tecnología creando al mismo tiempo miles de puestos de trabajo. Cumplimos.

14. Preservamos las empresas endeudadas otorgándoles moratorias que evitaron que el Estado las asfixie. Cumplimos.

15. Avanzamos en las mejoras de la institución judicial promoviendo reformas en el fuero federal y en el funcionamiento de la Corte, Ministerio Público y Consejo de la Magistratura. Cumplimos.

16. Recuperamos nuestro rol en el concierto internacional. Estuvimos en el G 20 fijando nuestras posiciones. Nos involucramos decididamente en la preservación de la democracia y los DDHH en America Latina. Con Evo Morales dimos un ejemplo al mundo que le permitió a Bolivia recuperar sus instituciones. Cumplimos.

17. Volvimos a poner a nuestros investigadores en el mismo lugar en el que siempre debieron estar. La Ciencia y la Tecnología hoy son un Ministerio. Cumplimos.

18. En medio de la mayor crisis mundial pusimos en órbita un satélite que nos brinda datos para la producción y el clima y que se desarrolló íntegramente en Argentina. Cumplimos.

19. Ante el descreimiento generalizado, empezamos en diciembre el proceso de vacunación contra el COVID 19 que será el más grande que nuestra historia recuerde. Cumplimos.

20. Contra los que decían “no es momento” declaramos seguro, legal y gratuito al aborto. Así hicimos una sociedad mejor, ampliando derechos de las mujeres y preservamos la salud pública de ellas.

Terminamos el año más difícil que nuestras memorias recuerdan con logros muy importantes. Pero no fueron los únicos. Dense cuenta lo que hicimos en un mundo en el que todo lo conocido se volvió insuficiente. Felicitaciones a todos y todas. Lo hicimos”.

La arenga presidencial puso entre paréntesis las internas palaciegas. Es un respiro político. Hasta comienzos del año que viene.