El mensaje desde España de Camille, la hija de Christian Sancho, que partió al actor

El actor Christian Sancho estuvo en el programa de Tomás Dente. Su hija de 19 vive en España con su mamá, Valeria Britos. No la ve hace más de un año.

A los 25, Christian Sancho fue papá de su primera hija, Camille, fruto de la historia de amor con la actriz Valeria Britos.

Nada fue fácil para el actor y modelo que siendo tan joven la paternidad lo hizo madurar de golpe. La separación con Valeria no fue nada fácil para la familia. Pero el tiempo fue sanando las heridas.

-Christian Sancho-

Hoy, Valeria vive en España junto a Camille. El actor hace más de 1 año que no la ve por la pandemia del COVID-19. Anoche estuvo en “Vino para vos” y habló de su vínculo con su hija mayor.

“Se construyó con mucho esfuerzo, en lo que se podía, yo era chico para ser padre, me encontré con ese desafío. Ella ahora cumple 20 años en abril. Valeria era joven. Nos encontramos con la posibilidad de ser padres de un día para el otro. En ningún momento me imaginé otra cosa que no darle amor. La separación fue difícil, eran tiempos difíciles, el dolor de padre de no estar con su hija todo el tiempo, eso es muy difícil de explicar con palabras. Eso queda marcado en el ADN. El tiempo acomoda todo. Uno va encontrando un lugar con todos. Lo mejor es tener un vínculo sano y amoroso. No quedarse con resentimiento ni enojo. Siempre fui para adelante. Tuve respeto y me corrí en los momentos que tenía que correrme. No me gusta la guerra, siempre fui respetuoso”, dijo en charla con Tomás Dente en Kzo.

Y agregó: “Hoy me encuentro con una mujer. Ya es una mujer que vive en España, que estudia, le va muy bien. Está muy contenta y encontró su lugar en el mundo”.

Sobre el último encuentro que tuvieron, Sancho contó: “Ya hace más de un año, la última vez que la vi yo me iba a Mar del Plata hace más de un año. Respeto mucho su decisión. Cada uno tiene su tiempo en la vida. Respeto y solidaridad. Más allá del amor. Nunca perder el respeto”.

“Hace mucho que no nos vemos, fue difícil ese proceso, fueron difíciles esos 20 años, hasta el día de hoy sigue siéndolo. A la distancia, no podemos encontrarnos, extraño sentarme a tomar un té con ella y charlar. Mis hijos me dieron una posibilidad de ser quien soy. Siempre pensé muchas cosas antes de hacerla y lo que no hice fue por ello, no solo en mi trabajo, entendí que una persona de poca edad te puede enseñar tanto, sobre todo amor”, finalizó.