El Hospital de la Madre y el Niño garantiza controles mamográficos

Al conmemorarse cada 19 de octubre el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el Hospital de la Madre y el Niño se suma a la campaña de prevención y control Controlarte es Cuidarte.

El Ministerio de Salud, en coordinación con el nosocomio y con el Programa Provincial de Detección Precoz de Cáncer Femenino, diagramaron una serie de actividades que incluye la realización de mamografías.

En este marco el doctor Sergio Feryala, a cargo de la Unidad de Mastología del Hospital Materno informó que, la atención será de lunes a viernes en el horario de 8 a 11 a partir del 5 de octubre. “Se tendrán en cuenta los protocolos vigentes para el cuidado las pacientes y los profesionales de la salud, se atenderán 10 turnos por día y los mismos se deben solicitar al siguiente número telefónico: 3804-45 6900 interno 4207”, explicó el profesional.

“Es fundamental que la paciente llegue a realizarse la mamografía con un examen médico previo y la solicitud del mismo para poder realizarse el estudio mamográfico”, manifestó Feryala. Y agregó que “la paciente tiene que concurrir sin tener desodorantes, talcos ni perfumes en mamas y axilas”.

Feryala dijo que, para la realización de este importante estudio se puso a disposición el servicio de imágenes del hospital que es comandado por la imagenóloga Belén Farach junto a un equipo de profesionales van a ser las responsables de realizar los estudios mamarios.

El cáncer de mama afecta a mujeres. Es una enfermedad que se diagnostica en argentina entre 18.000 y 20.000 nuevos casos por año y con una tasa de mortalidad que oscila entre las 5 mil y 8 mil mujeres por año, lo cual constituye un problema sanitario severo.

“Por eso, detectado a tiempo través de un estudio mamográfico se cura arriba de un 97% cuando es detectado a tiempo antes que se haga clínicamente”, el especialista.

¿En qué consiste el estudio mamográfico?
El médico explicó que “es un método de diagnóstico por imágenes que utiliza rayos x, en donde se hacen fotografías de las glándulas mamarias mediante aparatos denominados mamógrafos”.

En este sentido, dijo que este es el único método irremplazable que detecta de manera precoz el cáncer de mama.
Finalmente, Feryala recomendó a las mujeres que tengan antecedentes directos, como madre, hermana o abuela materna, hacerse la mamografía a los 35 años; y el resto de las mujeres, recién a partir de los 40 porque antes no va a aportar ningún diagnóstico médico. Además, indicó que hay que realizarse el control una vez al año.