El cerro Famatina goza de un gran ecosistema, de historia y recursos indispensables

Las bondades que ofrece el cerro Famatina son innumerables desde sus montañas, reservorios de agua, la regulación del clima además de la propia historia que alberga ésta cadena montañosa y que benefician con sus recursos a los departamentos de Felipe Varela, Gral. Lamadrid y Vinchina.

Con  el paso del  tiempo  vuelve a ponerse en el tapete, todo lo relacionado con el cordón montañoso de El Famatina. Este sistema de montañas tiene una gran importancia y lo coloca en una situación privilegiada entre las comunidades de cinco departamentos del oeste y norte riojano. 

Se asocia a estos cerros con Chilecito, de donde nace la magnífica obra de ingeniería del siglo XIX, el Cable Carril, que tiene un recorrido de más de 35 km hasta las mismas entrañas de estas sierras. Y la otra localidad cabecera del departamento homónimo, que es la puerta de ingreso al macizo montañoso, y que en todo su recorrido tiene paisajes insuperables.

Los otros departamentos que se benefician de sus recursos son Felipe Varela, General Lamadrid y Vinchina.

Recursos hídricos

Basados en estudios, el Famatina cuenta con tres importantes cuencas hídricas superficiales del río Vinchina-Bermejo, del Velasco y Abaucán, Colorado o Bermejo.

De estas geo formas analizada, se observaron distintos tipos de glaciares que pertenecen a estas tres cuencas y que son los glaciares de escombros activos, donde fluyen rocas y hielo; glaciares de escombros inactivos y pequeñas masas de nieve y hielo.

De ahí, la importancia de cuidar, proteger y preservar esta gran maravilla que nos regala la naturaleza. El Famatina nos brinda el principal recurso útil y necesario para que las comunidades se desarrollen, la agricultura, la industria, entre otros, y también realza la belleza de los principales atractivos turísticos, generando así ingresos significativos para la economía local.

Como bien es sabido, en la provincia de La Rioja, el agua es un recurso muy escaso y muchas zonas dependen de perforaciones para poder contar con el vital elemento. 

Gracias a los deshielos de este sistema de montañas que está formado por las sierras extras andinas más altas de Latinoamérica que tienen glaciares, se constituye como un gran reservorio de agua dulce para todo el valle y mantiene un equilibrio del ecosistema.

El Famatina se caracteriza por albergar una gran variedad de flora y fauna. Entre ellas, de acuerdo a estudios de la biodiversidad en la región, hay varias especies endémicas como 35 de plantas, 2 de aves, 4 de reptiles, 4 subespecies de aves únicas, 1 de vizcacha de las sierras y 1 de rata chinchilla. Esto quiere decir que estas especies son únicas en el mundo, adaptadas a este ambiente, no se encuentran en ningún otro lugar del planeta.

Estas sierras también son el hogar de animales que están bajo amenaza, principalmente por la destrucción de su hábitat y la caza, como el puma, la taruca que fue declarada Monumento Natural Nacional, el guanaco, el cóndor andino, entre otros.

Plantas medicinales

Desde tiempos ancestrales, las comunidades que viven en el valle se han proveído de una gran variedad de plantas medicinales para aliviar malestares y también le dieron un gran uso para controlar las plagas que invaden los cultivos. Las abuelas y los abuelos siempre encontraban la sanación recetando una tacita de ajenjo, hachacoma y muña-muña muy famosa, según dicen, por sus propiedades afrodisíacas, yerba larca, la carqueja y muchas más.

Un salto en la historia

En estas montañas existen gran cantidad de sitios arqueológicos que conservan petroglifos que permitieron a los pobladores narrar su historia y su paso por estas tierras. 

Los Incas rendían culto a sus dioses en santuarios de altura, con la construcción de caminos y plataformas ceremoniales.

Esta zona cuenta con un tramo del Qhapaq Ñan o Camino del Inca, que fue una gran red de caminos y estructuras llamadas tamberías que se extendían por más de 30.000 kilómetros. La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 2014.

En nuestro territorio va desde las Tamberías de Chilitanca, los caminos dobles en la Pampa del Ajencal, la cuesta del Tocino y la del Inca, bajando hacia Las Pircas. Abarca también la Tambería de Pampa Real a más de 4.200 msnm y dos Santuarios de Altura ubicados en las cumbres del Gral. Belgrano a más de 6.180 msnm y el Negro Overo.

Mucho más avanzados en el tiempo, contamos con el Cable Carril, gran obra industrial que sirvió para la extracción de metales preciosos de la mina La Mejicana.

Ecosistema natural y de servicios

Gracias a su ecosistema natural y al ser considerados centro de biodiversidad, las sierras del Famatina son, sin duda, muy importantes para las comunidades de los 5 departamentos. 

Estas montañas almacenan el recurso más importante, el agua, vital para todos.

El hielo y la nieve formados en sus picos se convierten en recursos de abastecimiento de la red hídrica y contribuyen a las aguas subterráneas.

El  gran Famatina 

 Además de  brindar aguas cristalinas y puras, estas montañas contribuyen a regular el clima, a mantener puro el aire que respiramos y tener flujo constante de agua. Es importante que lo cuidemos, porque el gran Famatina nos protege de riesgos naturales y eventos extremos.