El censo aportará cambios en la cartografía provincial

Un medio local dialogó con una encargada de ruralidad del departamento Rosario V. Peñaloza.

Desde el comienzo de esta semana se comenzó a trabajar en el Censo 2022 en las zonas rurales y viviendas colectivas. Lo que muchas veces no se dice es que detrás de estos índices y los números fríos que se pueden barajar tras obtener estos datos está el esfuerzo denodado y desinteresado que los y las censistas realizan. 

En el caso de La Rioja, uno de los medios gráficos riojanos, dialogó con la jefa de fracción Nº 2 del departamento Rosario Vera Peñaloza, Marisa Flores, quien está a cargo de la zona norte del departamento del sur provincial. Tiene en su jurisdicción, desde Desiderio Tello hasta la localidad de La Pileta, ya al límite del departamento Caucete, mientras que para el Oeste va desde Los Olmos, que queda en Ñoqueve al límite con el departamento Facundo Quiroga y San Juan. 

Mediante la virtualidad contó sobre el esfuerzo que es para las personas que están a cargo del censo, quienes recorren hasta entrada la noche, por caminos y senderos, cuya cartografía queda obsoleta frente a la realidad. De hecho, por intermedio de este Censo se le hará un aporte significativo a la cartografía, puesto que figuran puestos y localidades que en la actualidad ya dejaron de existir y por el contrario, hay otros puestos en el interior profundo de ese departamento.

«Los censistas son en su mayoría docentes o estudiantes de docentes, policía y municipales. No tienen horarios justificativos, entonces realizan en base a sus tiempos. Todos viajan en moto hasta donde el camino les permite. Luego, por asistencia de los lugareños, les prestan caballos y muchas veces deben realizar caminando la tarea», comentó la mujer.

En cuanto a las distancias, la teoría dista de la realidad y eso lo ejemplifica de forma excelente. «La realidad nos muestra grandes distancias. Con esto estamos haciendo un aporte grande a la cartografía. Al llegar a los puestos que te dicen en un mapa, nos damos cuenta que no existen esas localidades y terminando adentrándonos mucho más por caminos de médanos o por las sierras, preguntando a las personas del lugar si más arriba hay viviendas», describió.

Esta entrega por el gran operativo nacional muchas veces tiene sus contratiempos y muchos de los censistas temen quedarse sin combustible, que afortunadamente nunca sucedió. «Muchos trabajan hasta 12 horas y regresan de noche. La gente mostró su predisposición, y algunos hasta comentan cosas de su vida, que no están contempladas en el cuestionario. Llegamos hasta el momento más del 70 por ciento de la zona rural de la zona norte ya censada», concluyó.

Sobre el operativo nacional

Según indicó en un comunicado el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), en todos los operativos, las personas censistas llevarán una pechera con la imagen del Censo 2022 y el número telefónico de la mesa de ayuda (0800-345-2022), además de una credencial con sus datos personales (nombre, apellido y DNI).

Desde el lunes censan todas las viviendas colectivas del país con residentes habituales, para relevar a todas las personas que viven bajo un régimen institucional (no familiar), como por ejemplo: campamentos u obradores, colegios internado, cuarteles, hogares de personas mayores, geriátricos, hogares de niñas, niños y adolescentes, hogares religiosos, establecimientos de salud, hospitales, hoteles turísticos, refugios o paradores, y prisiones.

Se censará a todas las personas que residen y duermen en las viviendas colectivas cuatro días o más en la semana, en calidad de internas, internadas, huéspedes y que no regresan habitualmente a su vivienda. «Cuando se presente un censista, la persona responsable de la vivienda colectiva puede proporcionar los datos de sus integrantes o hacer el contacto con los residentes para que respondan el cuestionario por sí mismos», explicaron en el comunicado.

En el caso de los paradores y refugios de personas en situación de calle, las personas censistas de viviendas colectivas deberán censarlos de manera presencial, a las 8 de la mañana del 17 de mayo, con la información de las personas que pernoctaron la noche anterior.

El resto de las personas en situación de calle, es decir aquellas que se encuentran en la vía pública, serán censadas mediante un operativo especial presencial que se realizará entre las 20 del lunes 16 de mayo y las 02 del martes del 17 de mayo. Por otra parte, también entre el lunes 9 y el martes 17 de mayo, se realizará el operativo presencial en todas las áreas rurales del país.

Los puntos por relevar son viviendas, puestos, estancias y todos aquellos lugares donde habitualmente viven personas fuera de las zonas urbanas, y cada segmento será recorrido por una persona censista que en los casos necesarios cuenta con el apoyo de Gendarmería y Prefectura Nacional para garantizar el acceso a todo el territorio. El operativo está coordinado por las direcciones provinciales de estadística junto al Indec.