Chilecito: Pastoral de la Familia Campesina preocupada ante juicio de desalojo a Isolina Vargas

La Pastoral de la Familia Campesina de la Diócesis de La Rioja, quiere expresar su preocupación ante el Juicio de desalojo iniciado a Doña Isolina Vargas y su familia, en el Puesto ubicado en la ruta provincial 15, camino a la localidad vecina de Guanchín.

El pueblo chileciteño es conocedor de su lucha en el Puesto ubicado en la ruta provincial 15, camino a la localidad vecina de Guanchín. Sabe de su devoción a la Virgen del Valle y el devoto cuidado de la Capilla levantada en ese sitio hace 25 años.

También valora su trabajo, criando animales caprinos, porcinos y algunos vacunos en ese pequeño establecimiento productivo, con grandes esfuerzos en medio de pedregales, en un comienzo sin agua, ni energía eléctrica.

En estos últimos años, el desarrollo de infraestructuras en el territorio (asfaltado, agua, energía eléctrica) acrecentó la valoración económica de estas tierras, y llevó a mezquinos y ambiciosos intereses económicos a promover el juicio de desalojo de esta familia Vargas.

“Como rostro rural de nuestra Iglesia Diocesana, deseamos hacer un llamado a la Justicia Provincial a defender los derechos posesorios de Doña Isolina y de todas nuestras familias campesinas”, expresa el comunicado.

San Juan Pablo II decía en Recife, Brasil en 1980: “La tierra es un don de Dios, don que Él hizo para todos los seres humanos” (…) “No es lícito, por tanto, porque no es conforme con el designio de Dios, usar este don de modo tal que sus beneficios favorezcan sólo a unos pocos, dejando a los otros, la inmensa mayoría, excluidos.”

Como mujeres y hombres de Iglesia creemos que este juicio, pone de manifiesto el clamor de la familia campesina en la defensa de su tierra, y la lucha y la voz de la mujer rural en la construcción y cuidado de nuestros territorios. Por otro lado, vemos una justicia que no mira el derecho posesorio de quienes trabajan la tierra, sino que, motivada por oscuros intereses económicos, elige estar del lado de los que acumulan para enriquecerse.

Asimismo sostuvieron: “Queremos seguir contribuyendo a una provincia, donde las familias campesinas tengan sus tierras, y tierras con familias rurales en ellas. Como nos enseñó nuestro querido Beato y Pastor Monseñor  Angelelli, pongamos el oído en estas voces para construir una Rioja de todas y todos”.

Para finalizar pidieron “que nuestro Beato Wenceslao Pedernera, Patrono de las Familias Campesinas, siga guiándonos con su testimonio, e interceda ante Dios por Doña Isolina Vargas y la construcción de una provincia donde la tierra, el agua y el pan, sea patrimonio de todo su pueblo”.