Caso Deolinda: Harán una inspección ocular donde ocurrió el hecho

El viernes se llevó a cabo la cuarta audiencia por el femicidio de Deolinda del Valle Torres contra su ex pareja, Víctor Santiago Condori, imputado por Homicidio Doblemente Agravado por el Vínculo, Femicidio y Homicidio en Grado de Tentativa en Concurso Real..

Los testigos que comparecieron al debate, en calidad de prueba testimonial ofrecida por la partes, fueron María Laura Flores y Luisa Ramírez, en tanto nuevos testigos de la querella y Liliana Lucía Rodríguez como testigo de la defensa.

Una vez culminadas las declaraciones testimoniales y en vistas a efectuar una inspección ocular en la escena del hecho de acuerdo a lo peticionado por la querella, la defensa del imputado se opuso aduciendo que era “impertinente” su realización por entender que “ya pasaron dos años de sucedido el hecho”, indicando que la misma “no sería conducente” a los fines de que continuaran “avanzando con el debate”.

Sin embargo, la Fiscalía se opuso a la posición de la defensa en cuanto a la impertinencia del elemento probatorio, alegando que “sin perjuicio de que haya transcurrido el tiempo se entiende que es importante que el tribunal pueda tener conocimiento del lugar del hecho para que se pueda armonizar esa prueba con el resto de las testimoniales que fueron describiendo el lugar de los hechos”, por tanto y en consecuencia solicitaron la realización de la prueba.

 En tanto, el tribunal resolvió “no hacer lugar a la posición de la defensa y hacer la prueba propuesta por la querella”, advirtiendo que “no solo se trata de donde se encontró el cuerpo de la víctima sino de todo el entorno donde sucedió el hecho de acuerdo a lo que se viene viendo conforme a los testimonios ofrecidos por quienes viven el lugar”, considerándola “pertinente y útil para la determinación final del juicio”, sentenciando que en base al día en que continuarían nuevamente con el caso, se constituirían “primero en el lugar del hecho para hacer la inspección ocular, para luego reanudar con debate y proseguir con el resto de los actos”.

Por su parte, y al ser consultado por el tribunal, Condori manifestó que él no quería presenciar la inspección ocular pero el Tribunal determinó que igualmente iría al lugar “para que esté presente por más que no haga el recorrido, con toda la custodia necesaria para el caso”. El juicio estuvo a cargo de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional, cuyo Tribunal estuvo integrado por el Juez Jorge Chamía y las Dras. Sara López Douglas y Edith Agüero.