Bolivia: cuatro meses de prisión preventiva para Jeanine Áñez

Por sus vínculos con el golpe de Estado a Evo Morales.

La Justicia de Bolivia dictó cuatro meses de prisión preventiva para la expresidenta de facto Jeanine Áñez. Dos de los exministros de su gobierno interino también deberán permanecer tras las rejas durante ese mismo tiempo. Los tres políticos fueron detenidos el fin de semana acusados de “terrorismo, sedición y conspiración”, por sus vínculos con el golpe de Estado al expresidente Evo Morales, en 2019.

La jueza de instrucción en lo penal Regina Santa Cruz halló que había indicios de peligro de fuga, por lo que determinó la cárcel preventiva para Áñez, su exministro de Justicia, Álvaro Coímbra, y de Energía, Rodrigo Guzmán. La exmandataria de facto de Bolivia permanecerá cuatro meses en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, mientras que sus exfuncionarios lo harán en la cárcel de San Pedro, ambos en la Paz. La Fiscalía había pedido seis meses de prisión, pero la jueza creyó que era un tiempo excesivo para la investigación.  

Tras conocerse la decisión de la jueza, Áñez aseveró: “Me envían 4 meses detenida para esperar el juicio por un ‘golpe’ que nunca ocurrió”, en una publicación en Twitter. La medida contra los políticos dividió, una vez más, a la sociedad del país andino. El Comité Pro Santa Cruz convocó a una marcha para hoy para rechazar las detenciones, mientras que en La Paz ya hubo grupos manifestando su apoyo a la ex jefa de Estado.

Del otro lado del arco político, ciudadanos autoconvocados, gremialistas, representantes de víctimas de las masacres de Sacaba y Senkata, y transportistas se movilizaron desde el sábado para exigir que “caiga todo el peso de la ley” sobre Áñez y sus funcionarios. El expresidente Morales insistió en pedir justicia por el golpe propiciado en su contra y por las víctimas de los actos de violencia cometidos por las fuerzas de seguridad.