Biden y la oposición: primera pulseada política por el plan de ayuda económica

Si todos los demócratas y este grupo de 10 republicanos respaldaran el proyecto de ley de Biden, la iniciativa alcanzaría el umbral de 60 votos necesario para superar un eventual bloqueo y se podría pasar rápidamente a la votación.

En la primera gran pulseada política, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió su ambicioso plan de ayuda económica para frenar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus ante un grupo de senadores republicanos, que propone uno mucho más austero y excluye medida consideradas esenciales por los demócratas.

Pese a que Biden señaló el viernes pasado por primera vez que está dispuesto a seguir adelante sin el apoyo de la oposición, el mandatario aceptó reunirse en la Casa Blanca con un grupo de 10 senadores republicanos, luego que este sector le enviara una carta instándolo a negociar en lugar de intentar aprobar su paquete de ayuda únicamente con los votos demócratas.

A menos de dos semanas de asumir el cargo, Biden -que aboga por restaurar los acuerdos bipartidistas pero advirtió que el “conto de la inacción” en el Congreso es demasiado alto en medio de la crisis- busca lograr el apoyo a su plan de 1,9 billones de dólares para revitalizar a la mayor economía de mundo.

La pandemia generó el año pasado una colosal ola de millones de despidos y un derrumbe de la actividad, pero la oposición republicana replicó con un proyecto de ley mucho más austero calculado en 618.000 millones, alrededor de un tercio de la cifra del programa del mandatario demócrata.

“Nos enfrentamos a una crisis económica provocada por una crisis de salud pública y necesitamos una acción urgente para combatir ambas”, escribió en Twitter el presidente del país más afectado por la pandemia de coronavirus con más de 26 millones de casos y casi 450.000 muertos

“Los trabajadores estadounidenses necesitan ayuda y la necesitan ahora. Es por eso que pido al Congreso que apruebe de inmediato mi Plan de Rescate Estadounidense que brindará alivio directo, extenderá el seguro de desempleo, ayudará a las personas a poner comida en la mesa y mantener un techo sobre sus cabezas”, agregó.

En un momento en que la economía continúa mostrando evidencia de desgaste por la pandemia en Estados Unidos – la semana pasada 847.000 personas solicitaron beneficios por desempleo-, ganar el apoyo de 10 republicanos sería significativo para Biden en el Senado, dividido en 50-50 y en donde la vicepresidenta Kamala Harris tiene el poder de desempatar.

Si todos los demócratas y este grupo de 10 republicanos respaldaran el proyecto de ley de Biden, la iniciativa alcanzaría el umbral de 60 votos necesario para superar un eventual bloque y se podría pasar rápidamente a la votación.

Analistas destacaron en las últimas horas que involucrar a la Casa Blanca en conversaciones bipartidistas de alto perfil puede concretar el deseo de Biden de unificar la nación, pero también pondría un freno al apuro demostrado por las nuevas mayorías demócratas en el Congreso para implementar sus promesas urgentes.