Biden mantiene el decreto que declara a Venezuela “amenaza inusual” para la seguridad de EEUU

El presidente de Estados Unidos sostuvo la vigencia del decreto 13.692 que fue emitido el 8 de marzo de 2015 por el presidente demócrata Barack Obama y desde entonces fue prorrogado cada tres meses.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prorrogó la vigencia del decreto que declara a Venezuela “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de su país, informó la Casa Blanca.

“La situación en Venezuela continúa representando una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, afirmó Biden en una breve comunicación al Congreso.

“Por lo tanto, he determinado que es necesario continuar con la emergencia nacional declarada en el decreto 13.692 con respecto a la situación en Venezuela”, agregó en la nota publicada en el sitio web de la Casa Blanca.

El decreto al que hizo referencia Biden fue emitido el 8 de marzo de 2015 por el presidente demócrata Barack Obama y desde entonces fue prorrogado cada tres meses por él y por su sucesor, el republicano Donald Trump.

Ahora, es la primera vez que lo hace Biden, quien inició su mandato el 20 de enero pasado.

La administracilón del presidente Nicolás Maduro respondió en un comunicado que “rechaza categóricamente la renovación del decreto ilegal bajo el cual el gobierno de Estados Unidos aplica medidas coercitivas unilaterales como parte de su política de agresiones crueles y sistemáticas en contra del pueblo venezolano”.

Con respecto a la situación en Venezuela, el secretario de Estado, Antony Blinken, conversó por videoconferencia con el líder opositor Juan Guaidó, al que Washington reconoce como presidente interino de la república.

Blinken “destacó la importancia del retorno a la democracia en Venezuela a través de elecciones libres y justas”, informó el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

El jefe de la diplomacia estadounidense instó a Guaidó a realizar “esfuerzos para trabajar con aliados de ideas afines” como la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos y el Grupo de Lima, para “aumentar la presión multilateral” por “una transición democrática y pacífica” en el país caribeño, agregó el documento.

Blinken ofreció a Guaidó “el apoyo continuo de Estados Unidos”, según la nota del Departamento de Estado citada por la agencia de noticias AFP.

Guaidó, según un comunicado de su oficina, expresó a Blinken su “compromiso” con Estados Unidos y otros aliados para buscar soluciones políticas y a la vez aumentar “significativamente la asistencia humanitaria” a los venezolanos.

“Acordaron trabajar con la comunidad internacional para lograr elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y transparentes”, añadió el texto.

Maduro fue reelecto en 2018 en elecciones consideradas irregulares por la mayoría de la oposición venezolana y cerca de 60 países, entre ellos Estados Unidos, por lo que Biden llamó a “un nuevo camino” en las relaciones entre Caracas y Washington tras el mandato de Trump, en el cual se impusieron duras sanciones contra funcionarios, empresas y organismos de Venezuela.

Guaidó es reconocido como presidente interino de Venezuela y de su Asamblea Nacional (AN, parlamento) por varias decenas de países, pese a que el mandato de la legislatura que tenía mayoría opositora venció el 5 de enero, pues esos países también cuestionan las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre pasado.

El 19 de enero, horas antes de asumir como secretario de Estado, Blinken calificó de “brutal dictador” a Maduro y adelantó que estaba de acuerdo en seguir reconociendo a Guaidó como autoridad legítima.