AstraZeneca descartó que su vacuna aumenta el riesgo de coágulos en la sangre

Aseguró que no hay pruebas que comprueben que los casos estén relacionados.

El laboratorio británico AstraZeneca se defendió de los señalamientos que le atribuyen varios casos de trombosis tras la aplicación de la vacuna contra el coronavirus. Los expertos de la farmacéutica informaron que no existen pruebas de que el fármaco aumente el riesgo de coágulos en la sangre.

El pronunciamiento de AstraZeneca ocurre luego de que varios países de la Unión Europea decidieran suspender el uso de su vacuna contra la COVID 19 como una medida de precaución ante varios casos reportados en las últimas semanas.

Al menos ocho países han suspendido la aplicación de la vacuna.

La farmacéutica británica dijo que revisó minuciosamente los datos disponibles de quienes han recibido la vacuna en el Reino Unido y en el resto de países de la Unión Europea. “Unos 17 millones de personas de la región han recibido nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general”, dijo Ann Taylor, jefa médica de la compañía.

La farmacéutica dijo que analiza cada uno de los casos reportados.

La ejecutiva de AstraZeneca justificó los señalamientos asegurando que, debido a la pandemia, ha incrementado la atención sobre los casos individuales. Asimismo, aseguró que se están realizando las prácticas de seguridad necesarias y se da seguimiento a los medicamentos autorizados luego de los casos de incidentes con la vacuna, con el objetivo de garantizar la seguridad de la población.

En Irlanda, las autoridades sanitarias recomendaron suspender temporalmente la vacuna británica, mientras se aclare lo ocurrido con los cuatro casos de coágulos sanguíneos en personas que recibieron el fármaco.