“La familia Bravo se encuentra defraudada por parte de la justicia porque no ha sido escuchada”

Así lo consideró el abogado, Sergio Gómez, defensor de la familia de Alejandro Bravo, ante las últimas disposiciones de la justicia de excarcelar a los tres acusados relacionados a la causa y ante la falta de respuesta por no entregar pruebas fílmicas, ni tampoco llamar a declarar a los 12 testigos, que ofrecieron.

Alejandro Bravo falleció el pasado 22 de enero en un confuso hecho, luego de ser detenido en el barrio Nueva Esperanza, ser trasladado a la Alcaidía, en donde se habría descompensado y terminó muriendo en el hospital. Los acusados son Nicolás Ochoa, Oscar Ríos, Matías Contreras y José Oviedo.